Buena Práctica: Trabajo Intersectorial (Cuba)

Buena Práctica: Trabajo Intersectorial (Cuba)

El desarrollo del Programa Nacional de Educación y Salud Sexual (PRONESS) está concebido con un enfoque intersectorial y multidisciplinario que ha ido fortaleciéndose con la incorporación de nuevas instituciones y la aplicación de metodologías precursoras de la participación y las alianzas.

La intersectorialidad es la articulación de saberes y experiencias en el planeamiento, la realización y la evaluación de acciones para alcanzar un efecto sinérgico en situaciones complejas, con miras al desarrollo social, superando la exclusión social. En esta perspectiva, la intersectorialidad propicia la convergencia y coordinación de esfuerzos de diferentes sectores gubernamentales y no gubernamentales para producir políticas integrales e integradas que ofrecen respuestas a las necesidades generales, vinculadas con la salud, su bienestar y calidad de vida.

Las acciones emprendidas han hecho posible la incorporación gradual de determinados conceptos, como identidad de género, diversidad sexual, orientación sexual, derechos sexuales, entre otros, a las diferentes estrategias, planes y programas sectoriales. No ha resultado fácil, pues no todos los sectores y organizaciones trabajan con estos enfoques transversalizados en sus estrategias, planes y programas sectoriales. Para ello resulta imprescindible continuar construyendo alianzas, formando y capacitando los recursos humanos y diseñar acciones conjuntas.

Compartir:

Compártenos tu opinión