Este compromiso se refiere a capacitar y prestar apoyo a los profesores y al personal de la escuela para prevenir y abordar la violencia, incluyendo aquella basada en la orientación sexual e identidad y expresión de género.

Específicamente:

  1. Capacitar a los profesores para que puedan incluir en sus programas contenidos relacionados con la orientación sexual e identidad/expresión de género, idealmente a través de ejercicios o talleres con un enfoque participativo que les permitan reflexionar sobre sus actitudes, lenguaje y comportamientos sobre el tema. En los contextos en los que sea difícil mencionar la diversidad sexual y de género, la capacitación se puede enfocar en los roles y estereotipos de género y cómo estos pueden afectar a las personas y a la sociedad en general.
  2. Asegurarse de que los profesores y el personal escolar reciban la capacitación que les permita responder a la violencia, particularmente al bullying en establecimientos educativos. Esto significa lograr que tengan el conocimiento, las actitudes y las habilidades para identificar incidentes de violencia homofóbica y transfóbica y actuar de inmediato, según un protocolo establecido previamente.

¿Hay apoyo en tu país para educadores y personal del sector escolar? ¿Existen asociaciones de profesores en las que se puedan proponer nuevas perspectivas sobre la prevención de la violencia escolar?

APOYO: El personal escolar necesita ayuda para incluir la perspectiva de orientación sexual e identidad de género en su trabajo.
PREPARACIÓN: Saber identificar y detener la violencia escolar es fundamental para la seguridad de los niños, niñas y adolescentes.

Compartir: